Trabajar y vivir en el mismo lugar


Actualmente, por cuestiones de presupuesto y comodidad, muchas personas deciden vivir y trabajar en el mismo lugar. Por lo general, se eligen departamentos pequeños, y, aunque en un principio pueden parecer difíciles de ambientar, no debemos olvidar, que siempre hay soluciones que ayudan a ganar espacio. Los colores claros y la distribución inteligente de los muebles, son los mejores aliados con los que podemos contar para lograr excelentes resultados.

Trucos que hacen magia

Si apelamos a la imaginación, a los recursos estéticos y a la infinidad de trucos que ayudan a mantener el orden, no será difícil integrar vivienda y espacio de trabajo. Solo se trata de elegir los colores adecuados en pared y tapicería y los muebles que se adapten y que no entorpezcan la circulación.

Muebles blancos

Los colores claros y neutros también ayudan a dar más luminosidad y otorgan mayor sensación de espacio.

Optar por muebles blancos es una excelente opción a la hora de generar una estética minimalista y dar visión de amplitud; los escritorios blancos,  presidiendo el área destinada al trabajo y el estudio, pueden convertirse en los reyes indiscutidos del lugar.

Iluminación, recurso indispensable

Lograr armar un lugar confortable donde se pueda trabajar y vivir, es condición indispensable para que todo funcione bien. La iluminación correcta no solo es importante para la vida diaria, sino que, también, es fundamental para poder trabajar tranquilos.

Colocar el escritorio cerca de una ventana para aprovechar la luz natural y disponer de una lámpara de pie o de mesa dirigibles a voluntad, puede llegar a ser suficiente.

Orden, la clave para trabajar mejor 

Almacenaje y orden van de la mano y son elementales para que se trabaje, se viva, y se estudie con eficiencia y rapidez. Buscar un lugar para cada cosa es ganar tiempo y evitar el caos, tan recurrente algunas veces.  Un escritorio blanco con cajones puede resultar la solución más acertada ya que nos permite almacenar nuestros elementos de trabajo y tener todo a mano; y es, además, encantadoramente elegante.

Modelos de escritorios

Hay diferentes modelos de escritorio entre los que podemos escoger el que más se adapte a nuestras necesidades. Algunos están especialmente diseñados para computadoras, otros se presentan en forma de L y algunos diseños son flotantes; especiales para lugares donde no sobra el espacio.

Medidas a tener en cuenta

La altura de un escritorio debe alcanzar alrededor de 70 centímetros y permitir que el mouse esté paralelo al teclado, de manera tal que se pueda apoyar el codo y tener un espacio suficiente debajo, para acomodar las piernas.

Escritorios ergonómicos

Si vamos a pasar muchas horas frente a la computadora, lo ideal es considerar los escritorios ergonómicos que permiten colocar la computadora a una distancia que evita problemas de vista y de postura.

Cuando menos, es más

El área de trabajo es posible resolverla con pocos muebles. Un escritorio blanco simple, una silla cómoda y algunos estantes son los pilares fundamentales que otorgan el marco perfecto para poder trabajar con comodidad. Todo puede encajar perfectamente en pocos metros. El resto lo harán algunos accesorios como lámparas, organizadores y papeleros.

Descansar en el mejor de los mundos 

Prestando atención a algunos detalles, podemos hacer de nuestro lugar, nuestro pequeño gran oasis personal. La armonía cromática invita al descanso y es fácil de lograr combinando los muebles de toda la estancia.  Un velador blanco a cada lado del sofá cama, es el complemento que termina de generar un ambiente sereno y calmo, especial para dormir placenteramente, después de un día intenso y agotador.

Muebles que resuelven

Los veladores deben ser cómodos y de fácil acceso. Su altura debe oscilar entre 65 y 72 centímetros, casi igual que el alto del colchón y de la cama. En los departamentos chicos, se los considera muebles que resuelven, ya que permiten apoyar cosas en su base (lámparas de noche, reloj despertador, adornos, portarretratos), y almacenar diferentes objetos.

Varias funciones

En las grandes tiendas de decoración, se puede conseguir un velador blanco en oferta, y se puede colocar en un esquinero o en algún hueco disponible, de manera tal que oficie como mesa de apoyo y mueble de guardado.

Modelos de veladores

En el mercado, hay infinidad de modelos de veladores blancos para elegir. Podemos optar por los que traen cajones o por los que solamente presentan estantes. También podemos elegir los modelos flotantes, que son especiales para los espacios mínimos.

Color blanco, luminoso y elegante

El color blanco está ligado a la paz, a la sencillez, y a la pureza, lo que implica no solo un buen efecto visual sino también una sensación de serenidad inigualable.

En lugares chicos, elegir muebles blancos es ir a lo seguro. Los muebles de madera blanca son atemporales, elegantes y clásicos. Aportan luminosidad y son fáciles de combinar con el resto. Otorgan, además sensación de limpieza.

Antes de comprar

Antes de comprar un escritorio o un velador, debemos tener en cuenta las medidas de nuestro espacio, nuestras necesidades de almacenamiento, el color, la calidad, la durabilidad, y, por sobre todas las cosas, el presupuesto disponible.

Beneficios incomparables

Vivir, capacitarnos y trabajar en el mismo lugar tiene sus beneficios: no se viaja, se optimizan los tiempos, se evitan los riesgos de salir con temporales y se nos permite disfrutar de los momentos libres en la comodidad de nuestro hogar. Ordenarnos, poder integrar muebles y generar espacios, será la clave para lograr una armonía perfecta, para manejar nuestros tiempos y para vivir con optimismo y felicidad en el lugar más lindo del mundo: nuestra casa.



Source link

Déjenos su saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba